jueves, julio 30, 2009

ENCUENTROS CERCANOS


REUNIONES
En lo que sí el alcalde de Coronel Portillo, Ulises Saldaña Bardales, ha demostrado una actividad bastante febril en los últimos días, es en reiniciar algunas relaciones políticas al parecer importantes para él. Así, en días pasados, se ha reunido con el alcalde de Yarinacocha, Edwin Díaz Paredes, no sabemos si a tomar una tazita de té o a conversar acerca de proyectos políticos futuros que los podrían involucrar a ambos personajes.

En fin, el devenir de las siguientes semanas dirá los resultados de estas fintas que, por otro lado, son perfectamente normales, cuando los motores de un proceso electoral comienzan a ponerse en marcha. Pero Saldaña no sólo se ha reunido con su homólogo de Yarinacocha, sino también con, ¿adivinen quién? Con Manuel Vásquez Valera, el ahora candidato del Bloque Popular Ucayali a la presidencia del gobierno regional de Ucayali. Y es que, de repente, Saldaña ha decidido comprobar con la realidad, si el ofrecimiento de Vásquez Valera de darle no sólo una de sus manos, sino las dos, es realmente cierto.

Publicado: Diario Ímpetu. Columna El Informante
Julio 30, 2009

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pregunto si, si mañana fueran las elecciones, Ulises Saldaña, Edwin Díaz o Manuel Vásquez resultarían elegidos para algo. Yo, francamente tengo mis dudas. Claro que para eso se han hecho las campañas electorales, en donde siempre hay alguien dispuesto a pescar a río revuelto. ¿Eres pata de Ulises? Creo que sí.

Carlos Ramírez Sánchez dijo...

Advierto en su pregunta una fuerte dosis de irònico escepticismo... que comparto. Sí, pues, habría que preguntarles, en todo caso, y con el mentirómetro del caso, cuáles son las razones para tentar seguir siendo o volver a ser autoridades. La vocación de servicio es un tema sobre el que muchas de las autoridades deberían reflexionar, por aquelo del amor al chancho o a los chicharrones.
En cuanta a si soy "pata" de Ulises, en realidad lo conozco desde hace varios años, pero "pata" no creo.

boshi dijo...

When the reality of it is, the cost of 24 regular rubber bands is less than $1. Why pay more for shaped rubber bands, when you can have regular ones for cheaper? Sure, they’re fun to play with and are a great conversation starter, but what is it about them that’s so fascinating, or for some, not fascinating? Students at Monte Vista either love them or hate them.zoobles for girls, and baby carriers for boys, you will love them. Fourth, EFX’s holographic technology contains algorithms and frequencies that interact positively with this energy field in both humans and animals at the cellular level. When placed near the body, especially at key energy centers such as the hands and feet, EFX bracelet’s products will harmonize with the body’s naturally occurring bioelectric frequencies.