jueves, enero 08, 2009

PREDICAR CON EL EJEMPLO


¡Qué seriedad!
Hace un par de días –exactamente el martes último- estuvo visitando Tingo María el congresista Aníbal Huerta Díaz, miembro del Consejo Directivo del Congreso de la República hasta el 26 de julio de este año. Pues bien, Huerta Díaz, papi de la Patria por Huánuco, se despachó a su gusto hablando de la nueva Ley de Reforestación. "Se tiene que tomar con propiedad y seriedad", dijo el parlamentario aprista, con tal circunspección que más de uno de sus paisanos estuvo a punto de creerle. Lo cierto es que Huerta –vicepresidente de la Comisión Ordinaria de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera, miembro de las comisiones de Descentralización, Regionalización, Gobiernos locales y Modernización de la gestión del Estado, y de Presupuesto y Cuenta General de la República, amén de un par más, en condición de accesitario- no ha hecho ni dicho mucho al respecto como para que sus paisanos lo tomen en serio.
El silencio es un idioma
Pero como el silencio es un idioma, o como dirían nuestros abuelos, "quien calla, otorga", lo cierto es que Huerta no ha contribuido en mucho en el debate. Además de los lugares comunes mencionados –"recuperación de lo depredado", establecimiento de "políticas de enseñanza y orientación a todos los ciudadanos", "hay que ser drásticos con quienes infringen las leyes en materia de medio ambiente y deforestación"- Huerta no ha tenido ninguna iniciativa en el tema de reforestación. Al menos así lo revelan los 212 proyectos de ley, refrendados por su complicada rúbrica desde que sus pompis se asentaron en su cómodo curul… Porque la defensa de la pretensión del Ejecutivo, -vender tierras- no cuenta, pues.
A Aníbal lo que es de Aníbal
Aunque en honor a la verdad, hemos de recordar que el parlamentario por Huánuco presentó, en noviembre del 2007, un proyecto de Ley, cuya autoría recae en 7 colegas de su bancada, proponiendo la modificación del artículo 161º de la Ley Nº 23350. La iniciativa pretende incrementar el sobrecanon petrolero del 2.5% al 5% para las inversiones socio-productivas en los distritos fronterizos y cocaleros de la región Ucayali, pero continúa durmiendo el sueño de los justos en la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera, de la que Huerta es… vicepresidente. ¿Y a todo esto, qué dirá Róger Nájar?, preocupado, según gente de su entorno, por desvelos mayores… como la presidencia del gobierno regional.

Publicado: Columna El Informante, Diario Ímpetu, Pucallpa
Enero 9, 2009