jueves, enero 08, 2009

DESCENTRALIZANDO PRESUPUESTOS


A ver, dijo un ciego
De ser verdad tanta belleza, dentro de un año, la provincia de Padre Abad, o, al menos su capital, Aguaytía, presentará un look diferente. Deseos al canto: un mercado modelo de 3 millones de soles, un hospital provincial de 4 palitos, obras de saneamiento, construcción de aulas, reforzamiento de caminos vecinales, adecuación de carreteras rurales. Y por si fuera poco, incentivos a la producción agrícola. Claro, y como con la plata baila el mono, la pregunta es legítima. ¿De dónde vendrá la marmaja? Del Gobierno Regional de Ucayali, que ha asignado cerca de 18 millones y medio de soles a esta provincia...¡el 22,6% de su presupuesto para obras!

Wilder Alguayo Argandeña, consejero de dicha provincia –que en la hoja de vida presentada al Jurado Nacional de Elecciones, exhibió con legítimo orgullo, su pasado como vicepresidente de la APAFA del colegio Ricardo Palma de Aguaytía- está que salta en un pie, al igual que los productores de palmito, piña, cacao y plátano.

Foto: Gobierno Regional de Ucayali
Publicado: Columna El Informante, Diario Ímpetu, Pucallpa
Enero 9, 2009