miércoles, octubre 14, 2009

CINCO AÑOS EN BUSCA DEL SONIDO DEL SILENCIO



Hace 6 horas -aquicito nomás- recibí un correo desde la añorada Iquitos. Javier Rubén Medina, periodista de oficio y profesión y factótum de Interlínea -el sueño de la agencia de noticias propia- nos envió el siguiente artículo, al que, de manera alguna- podemos hacernos los de oídos sordos: Iquitos es una de las ciudades más ruidosas del país.

Este jueves todos a callar durante 15 minutos
SON CINCO AÑOS EN BUSCA DEL SONIDO DEL SILENCIO


Iquitos (Interlínea).- Comenzaron con silencios de cinco minutos que duraban tres, subieron a diez minutos con el fastidio de algunos conductores apurados o tal vez estresados por su propia bulla, pero esta vez la convocatoria es para callarnos y apagar todo lo que suene durante 15 minutos. El día y la hora fijada es el jueves 15 de octubre, 10 de la mañana. El premio será gozar ese ratito de un solaz paradisíaco, escuchar el sonido del silencio.

Conseguir ese momento sublime es posible y de ello está convencida la presidenta del Comité Ejecutivo Contra el Ruido de Iquitos, Efrocina Gonzales, quien, intentando emitir una arenga para convocar a la población a sumarse a esta jornada, espontáneamente le salió más bien un poema motivador.

Antes de hablar ante los periodistas para anunciar esta campaña contra el ruido, Gonzales puso la vieja tonada de “El sonido del silencio”, lo seguramente la inspiró para decir:

“Es contradictorio,pero hace mucho que en Iquitos hemos dejado de escuchar el sonido del silencio.
Y el sonido del silencio es igual al canto de los pájaros.
El sonido del silencio es igual a la conversa de los niños y de las niñas.
Ya no los escuchamos hablar.
El sonido del silencio es igual a la caída de las gotas de la lluvia
acá en la selva, al movimiento de las hojas de los árboles que con el viento juegan.
El sonido del silencio es igual al sonido de las pequeñas olas en el río Amazonas.
Hace mucho que no escuchamos la conversa de las niñas y de los niños.
Lo que escuchamos es gritar
Y gritar precisamente no es conversar”.


Tal vez ese canto lo tenía ideado desde hace cinco años, cuando se creó el Comité Cívico Todos Contra el Ruido y pensaron que les bastaría seis meses de trabajo para conseguir sus objetivos.

Han pasado cinco años y pueden exhibir avances, pequeños, pero avances. Ella misma reveló que, hace dos años, de diez vehículos que circulaban, todos carecían de silenciadores. Ahora solo son tres en el día y cinco en las noches.

Lo más importante, según la dirigente, es la unidad entre autoridades que en junio de este año se sentaron a ver juntos este problema y ahora todos apoyan la causa. Las municipalidades de Punchana y Belén cerraron bares ruidosos, Maynas emitió ordenanzas que espera que se cumplan, hay nuevo código de tránsito y leyes de ambiente que sancionan hasta con 6 años de cárcel a los que cometen delitos de contaminación, hay más personas que llaman al serenazgo quejándose contra las fiestas y parrilladas de sus vecinos y este jueves, por primera vez, participará la Fiscalía del Ambiente, que podría denunciar a quienes no acaten el “grito del silencio”.

“El tema del ruido es un tema de vida, es un tema de salud, de educación, de economía, por lo tanto el ruido es un tema de todos y todos tenemos la obligación de erradicarlo”, enfatizó Efrocina Gonzales.

Fotos: También de JR

1 comentario:

boshi dijo...

When the reality of it is, the cost of 24 regular rubber bands is less than $1. Why pay more for shaped rubber bands, when you can have regular ones for cheaper? Sure, they’re fun to play with and are a great conversation starter, but what is it about them that’s so fascinating, or for some, not fascinating? Students at Monte Vista either love them or hate them.zoobles for girls, and baby carriers for boys, you will love them. Fourth, EFX’s holographic technology contains algorithms and frequencies that interact positively with this energy field in both humans and animals at the cellular level. When placed near the body, especially at key energy centers such as the hands and feet, EFX bracelet’s products will harmonize with the body’s naturally occurring bioelectric frequencies.